Si Dios conoce el futuro, ¿cómo podemos tener albedrío?

junio 16, 2012 por · Dejar un comentario
Archivado bajo: Creencias mormonas, Dios 
Etiquetas:

Los mormones (un apodo para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) creen que Dios lo sabe todo y ve el futuro. Los mormones también creen que tenemos el albedrío, el derecho a elegir por nosotros mismos. Para algunas personas, estas parecen ser ideas contradictorias. Si Dios sabe todo lo que va a pasar, ¿no significa eso que está todo predestinado y fuera de nuestro control?

Cristo-manzana-templo-mormon

Si Dios conoce el futuro, ¿cómo podemos tener albedrío?

Para entender cómo podemos tener albedrío y todavía tener un Dios que conoce el futuro, tenemos que tener una clara comprensión de nuestra relación con Dios. Comencemos con lo que el mormonismo enseña acerca de nuestra vida como hijo de Dios y saber por qué Él nos dio el albedrío.

Las creencias mormonas nos dicen que Dios creó nuestros espíritus y vivimos con Él antes de nuestro nacimiento. Nosotros no teníamos un cuerpo pero en el interior, éramos nosotros mismos. Pasamos tiempo con Dios, llegando a conocerlo. Él también llegó a conocernos y esto es importante para entender la respuesta a la pregunta.

Cuando llegó el momento de venir a la tierra, Dios prometió que nosotros seguiríamos teniendo el albedrío que habíamos tenido desde el momento en que nuestros espíritus fueron creados. Podríamos optar por hacer bien o mal, pero no podríamos escoger las consecuencias de nuestras acciones, ya sea para nosotros mismos o para otros.

Esto nos dice que el albedrío es muy importante para Dios. Con lo mucho que Él nos ama, Él sabe que tenemos que tomar nuestras propias decisiones, de la misma manera como todos los padres con el tiempo debe dejar a sus hijos tomar decisiones, aunque sean malas.

Y, sin embargo, Dios ve el futuro. ¿Cómo afecta eso a nuestro albedrío? Hay una excelente discusión sobre este tema en un manual mormón de lecciones oficiales para los estudiantes universitarios. Puede leer aquí la discusión aquí––desplace la pantalla hasta el título de “Moisés 1:6. Aparte de mí no hay Dios“.

En este tema, nosotros aprendemos que Dios no está limitado por el tiempo de la misma manera que nosotros lo estamos. Él puede ver el pasado, presente y futuro con la misma facilidad y claridad cómo podemos ver el momento presente, y con una perspectiva imposible de lograr por nosotros.

Escoja un libro de historia o una biografía. A medida que lea este libro, usted sabe las opciones que la gente en la biografía o la historia pueden tomar. Usted no causó que esto pasara. Los participantes en los acontecimientos hicieron elecciones de su propia voluntad. Usted sabe cuáles fueron las opciones y cuáles fueron las consecuencias, ya que leyó  sobre ellas después de que ocurrieron.

De esta misma manera, Dios puede ver el futuro, como si Él lo estuviera visitando o leyendo sobre el tema desde una perspectiva de futuro. No es sólo una suposición o predicción de lo que sucederá. Sino esto también significa que puede ver los resultados de las elecciones que hacemos. Él sabe que si hacemos una elección, sucederá un resultado. Si hacemos la Opción B, el Resultado B sucederá.

Somos libres, a medida que avanzamos a través de nuestras vidas, para tomar nuestras propias decisiones. Dios no está sentado en el cielo controlándonos como títeres. Él sabe lo que vamos a elegir, porque Él nos conoce tan bien de Su tiempo con nosotros, tanto antes como durante la vida terrenal. Él también ve más adelante del camino para conocer los resultados de nuestras elecciones, pero nosotros estamos tomando las decisiones, no Dios. Sólo está viendo qué escogemos.

Debido a que Él es capaz de ver lo que vamos a elegir, él es capaz de hacer planes para nosotros. Si ve que vamos a cometer un error, pero también ve que finalmente nos daremos cuenta de que cometimos un error y decidiremos arrepentirnos, Él puede hacer planes para traer algún provecho de los errores que hemos cometido. Si él sabe que le vamos a pedir consejo antes de decidir, y que realmente vamos a seguir los consejos que Él da, Él puede mirar hacia adelante y decidir lo que debe aconsejarnos que hagamos.

James E. Talmage es citado en la discusión mencionada anteriormente. Al momento de esta cita, él era un apóstol. Él dijo:

“Muchas personas han llegado a creer que esta precognición de Dios es una predestinación por medio de la cual quedan señaladas las almas para gloria o condenación aun antes de su nacimiento en la carne, y sin consideración al mérito o indignidad del individuo. Esta doctrina herética trata de despojar a Dios de su merced, justicia y amor; presentaría a Dios como un ser caprichoso y egoísta, dirigiendo y creando todas las cosas únicamente para su propia gloria, sin importarle los sufrimientos de sus víctimas. ¡Qué terrible! ¡Cuán ilógico este concepto de Dios! Conduce a la absurda conclusión de que el simple conocimiento de sucesos futuros va a obrar como fuerza determinante para efectuar dichas cosas. El conocimiento que Dios tiene de la naturaleza espiritual y humana le permite saber con exactitud lo que sus hijos harán en determinadas condiciones; sin embargo, este  conocimiento ninguna fuerza compulsiva ejerce en aquel hijo.” (Artículos de Fe, 12a edición, [1924], 212).

Esta vez, en lugar de leer un libro de historia, vamos a imaginar que el viaje a través del tiempo fuera posible. Supongamos que fueran capaces de viajar al futuro para ver lo que será su vida dentro de veinte años. La vida que usted ve será el resultado de todas las opciones que haya hecho hasta ese momento que usted visita. También verá cómo veinte años de decisiones han afectado a otros. Cuando regrese a casa, usted puede optar por seguir el camino que vio en su viaje en el tiempo o puede optar por evitar lo que ha visto al tomar otras decisiones. El hecho de que haya visto el futuro no significa que tiene que suceder. Esto significa que pasaría si usted hiciera esas mismas elecciones a lo largo de la vida, pero por supuesto, usted sería libre de hacer lo contrario, a pesar de que su futuro ya hubiera sido visto.

Dios le conoce tan bien que sabe lo que va a elegir, pero no hace la elección. Usted la hace. Él está simplemente viendo lo que usted va a elegir para que Él pueda hacer un plan para usted. Cuando usted utiliza un sistema GPS para navegar por un camino sinuoso, puede utilizar la máquina para ver el camino por delante. Usted no construyó la carretera, ni eligió el camino, pero usted sabe lo que viene. Dios está haciendo lo mismo, mirando hacia adelante para ver lo que viene, pero no construye  la carretera. Usted aun es libre para demostrarle que estaba equivocado, al decir: “El hecho de que estoy eligiendo vivir una vida destructiva, no quiere decir que tenga que continuar. Yo voy a detenerme y tomar mejores decisiones”.

Dios está fuertemente involucrado en nuestras vidas. Él tiene un plan para cada uno de nosotros, un plan que somos libres de elegir o rechazar. Algunas cosas que nos suceden son parte del plan, pero otras cosas simplemente ocurren, el resultado de nuestras decisiones o las elecciones de otros, o incluso sólo la oportunidad. Se nos pide orar a Dios para recibir orientación de manera que cuando hay cruces de caminos, podamos decidir cuáles tomar. Esto nos da la mejor oportunidad de navegar por la vida con éxito. El hacerlo así, no garantiza una vida sin pruebas, porque eso es imposible, y nos impide crecer. Se nos promete que vamos a estar en manos de Dios a medida que viajemos por la vida y que aquellas cosas que sucedan no interferirán con el plan de Dios para nosotros. Las cosas que Él necesita que nos suceda, si buscamos Su ayuda en nuestras decisiones.

El tener albedrío es un regalo maravilloso y poderoso, que viene con una gran responsabilidad, ya que nuestras decisiones afectan a nuestras propias vidas y las vidas de otros. Sin embargo, es tranquilizador saber que Dios puede ver hacia adelante y nos ayuda con éxito a tomar las decisiones que tenemos que hacer, si  tomamos el tiempo para pedir ayuda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.  Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>