Misioneros mormones

julio 1, 2012 por · Dejar un comentario
Archivado bajo: Creencias mormonas 
Etiquetas:

Misioneros MormonesCuando la gente piensa en mormones, a menudo se imaginan a un misionero montado en bicicleta, los hombres con cabello corto y de traje, las mujeres en vestidos conservadores. Estos misioneros representan a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuyos miembros en ocasiones son llamados mormones. Menos conocido es el hecho de que algunos de estos mormones son adultos jubilados, pasando sus “años de ocio” compartiendo su religión mormona con los demás en todo el mundo.

 

Los misioneros mormones enseñan acerca de Jesucristo.

La obra misional es fuertemente alentada, pero no obligatoria para los hombres jóvenes, quienes empiezan su servicio misional a los dieciocho años. Los misioneros mormones y sus familias pagan por el tiempo misional en el campo y la misión dura dos años. Los misioneros mormones aceptan ir a donde se les envíe. Algunos sirven en sus propios países y otros muy lejos de su hogar en culturas muy diferentes a la suya. Viven como lo hacen los nativos. Si sirven en un país donde no hay baños interiores, ellos no lo tendrían. Aprenden a hablar el idioma con fluidez, comen la comida local e interactúan con los que viven en la comunidad. Es una experiencia que expande la mente y les ayuda a comprender mejor el mundo y la vida de los demás.

Las mujeres también pueden servir como misioneras mormonas, aunque, dado que no poseen el sacerdocio, hay menos expectativa de que vayan. Pueden servir cuando cumplen los veintiún años de edad. La mayoría que no se ha casado en ese momento sale después de graduarse de la universidad. Sirven por dieciocho meses y hacen el mismo trabajo que los misioneros varones, también sirviendo en todo el mundo.

Además, los adultos jubilados pueden servir como misioneros. Las parejas casadas sirven juntas y pueden servir en países extranjeros o en su propio país. El período de tiempo que sirven varía dependiendo de su deseo y disponibilidad. Algunos misioneros mayores hacen misiones de servicio, trabajando para el desarrollo de los países, por ejemplo, y apoyando a obras de ayuda humanitaria de no sectaria. Otros trabajan en la biblioteca de genealogía en Utah o en los sitios de historia mormona. Algunos misioneros mormones hacen la misma clase de misión que los misioneros jóvenes, pero con algunas reglas menos restrictivas, por la diferencia de su mayor madurez y capacidad demostrada de vivir el evangelio.

Los misioneros más jóvenes viven bajo estrictas reglas. Se levantan temprano y se acuestan temprano. Tienen una estricta agenda de estudio, ejercicio y trabajo, el cual les ayuda a desarrollar auto-disciplina que convierte a muchos de ellos en adultos exitosos. Comparten el alojamiento con otro misionero del mismo género y los dos están siempre juntos, proporcionando una red de apoyo para hacer las cosas correctas. Además, esto los prepara para el matrimonio y para la fuerza laboral, ya que aprenden a llevarse bien con una variedad de gente en circunstancias difíciles. Su “compañero” es cambiado cada pocos meses y durante el transcurso de sus misiones, habrán aprendido a vivir en paz con una variedad de personalidades.

El trabajo de un misionero mormón es enseñar el evangelio de Jesucristo. Ellos comparten tanto la Biblia como el Libro de Mormón con aquellos a los que enseñan. El Libro de Mormón es un segundo testamento de Jesucristo. Cuenta de la visita del Salvador a otro grupo de gente en las américas después de Su muerte. Aunque la gente pueda cuestionar la realidad del testimonio de un grupo de gente sobre la divinidad de Cristo, un segundo grupo de gente, sin haber tenido contacto con el primer grupo, compartiendo la misma información, prueba la veracidad de la Biblia, de la misma manera en que los científicos duplican los experimentos para probar una teoría. Aunque el testimonio no es el resultado de la prueba, sino la fe, tener una prueba, o un segundo testimonio, es un importante punto de partida para mucha gente. Con alguna prueba física en mano, están dispuestos a obtener un testimonio basado en la fe.

Los misioneros mormones también le enseñan a la gente a fortalecer a sus familias. Las creencias mormonas incluyen la doctrina de las familias eternas. Los mormones creen que Dios, quien inició a la humanidad en una familia, no cree en el divorcio. El final forzado de un matrimonio y la paternidad con la muerte es un divorcio y es inconcebible para los mormones que puedan llegar al Cielo, un lugar donde se les dice que serán más felices de lo que nunca han sido, y empezar esta gozosa experiencia intentado averiguar cómo perder el amor de sus familias. Saben que sólo pueden disfrutar la plena felicidad cuando sus familias están con ellos. Debido a que los mormones creen que el matrimonio y la paternidad no son experiencias temporales, trabajan muy duro con sus familias durante esta vida terrenal. Realizan una reunión hogareña en familia cada semana, o noche de hogar, en la que estudian su religión mormona juntos y luego juegan como familia. Cada día, toda la familia se reúne para leer las escrituras y orar. Además, esposo y esposa también estudian y oran juntos. Por supuesto, cada persona individualmente hace lo mismo también, lo que significa que el mormón promedio lee las escrituras y ora mucho. Esto ayuda a edificar una relación personal con Dios.

Los misioneros mormones a menudo encuentran que su servicio misional es un tiempo de gran crecimiento. Es un tiempo en que sus testimonios son desafiados y fortalecidos, y su carácter es formado. Aprenden a trabajar duro, a llevarse bien con los demás, a amar a quienes sirven y a poner a los demás antes que ellos mismos. Su servicio los prepara para una adultez responsable en sus familias, iglesias y comunidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.  Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>