Religión mormona

julio 1, 2012 por · Dejar un comentario
Archivado bajo: Creencias mormonas 
Etiquetas:

Mormon Escrituras“Religión mormona” es un término a menudo utilizado para describir a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El apodo “mormón” fue aplicado por los no mormones debido a que los mormones utilizan, además de la Biblia, el Libro de Mormón. El Libro de Mormón es un segundo testamento de que Jesucristo realmente vivió.

La religión mormona ayuda a que las familias sean eternas.

La religión mormona no es ni católica ni protestante, aunque es una religión cristiana. Se le conoce como una fe restauracionista. Las creencias mormonas declaran que después que Jesucristo y sus apóstoles murieron, ya no había más profetas para guiar a la comunidad cristiana. Como resultado, cuando se levantaron cuestionamientos acerca de la doctrina, los cristianos tenían que hacer lo más que podían para dar con la respuesta. Con el paso del tiempo, se formó información doctrinal errónea, la cual es la razón por la que hay muchas iglesias hoy. Cuando los grupos no estaban de acuerdo sobre cómo la Biblia debía ser interpretada, a menudo se separaban y formaban sus propias religiones cristianas. La religión protestante se inició por esta misma razón, los protestantes creían que los católicos se habían alejado demasiado del cristianismo y querían volver a poner las cosas en su lugar. Sin embargo, los diferentes grupos protestantes no siempre estaban de acuerdo entre sí, y ahora hay varias religiones protestantes con doctrinas conflictivas, así como otras iglesias que no se consideran a sí mismas protestantes o católicas.

En 1820, José Smith se enfrentó a este amplio espectro de religiones. Tenía catorce años e intentaba decidir a qué iglesia unirse. El área donde vivía estaba muy enfocada en la religión en ese tiempo y había una serie de renacimientos realizados para ganar nuevos conversos. José, su madre y sus hermanos asistieron a muchos de éstos. Su padre se retiró, aunque era profundamente religioso. José quería unirse a una iglesia y se le permitió elegir por sí mismo, así que pasó gran parte de su tiempo pensando en esto y haciendo preguntas, pero no encontraba respuestas.

Un día, mientras leía la Biblia, se cruzó con una escritura en el Libro de Santiago, el cual está en el Nuevo Testamento de la Santa Biblia. Santiago 1:5 decía “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”. El siguiente versículo advertía que uno debe pedirla con fe, no dudando de nada. Esto quiere decir que debemos estar preparados para actuar sobre la respuesta que recibamos de la oración, aún si no es lo que estábamos esperando.

José inmediatamente vio que esta era la solución. Cada ministro insistía en que su versión era la indicada, aunque todas se desentendían entre sí. Claramente, sólo Dios podía decirle a qué iglesia unirse. Se fue a una arboleda y oró. Satanás inmediatamente intentó bloquear esta oración, pero luego una luz se apareció en el cielo y las fuerzas del mal huyeron. En la luz, José Smith vio a Jesús y a Dios juntos. Dios le presentó a Su Hijo e instruyó a José que lo escuchara. Jesús le dijo a José que no se uniera a ninguna de las iglesias, porque ninguna tenía la verdad plena.

Cuando José Smith llegó a ser adulto, fue instruido por un ángel en preparación para restaurar la plenitud del evangelio del Nuevo Testamento. Esto se convertiría en lo que la gente a veces llama la religión mormona. Es una restauración de la cristiandad del Nuevo Testamento, eliminando la doctrina que fue agregada por voto de hombre en varios consejos, así como los realizados en Nicea. También restaura la profecía de los tiempos modernos, la cual ha sido parte importante de la Iglesia de Dios desde el principio de los tiempos. La Biblia nos dice que Dios nunca hará nada sin antes hablar a sus profetas en estos últimos días, los mormones creen que Dios está haciendo mucho. La Biblia no dice que una vez que Jesús murió, se negaría a hablar otra vez a Sus hijos, y de hecho, la historia nos muestra que aunque hubo tiempos en que los hombres se rehusaban a seguir la guía de los profetas, Dios al final siempre los ha restaurado.

La religión mormona moderna es dirigida por un profeta. Él es visto de la misma manera en que vemos a los profetas del Antiguo Testamento. Los mormones se comprometen a sostener al profeta y a considerar que, cuando habla de manera oficial, al hacer una declaración oficial, está hablando por Dios. No es adorado más de lo que los cristianos adoraron a Moisés o a Noé, es un hombre, no un dios. Esto también es cierto con José Smith, él es un profeta y no es adorado.

La religión mormona acepta varios libros como escrituras oficiales. La primera es la Santa Biblia, la cual, como se mencionó anteriormente, puso en marcha los acontecimientos que llevaron a la restauración del evangelio. Se comprende que hay varias traducciones de la Biblia y estas diferentes traducciones pueden llevar a distintas interpretaciones de las palabras encontradas en ella, la Biblia no fue escrita en inglés. La Biblia es considerada la palabra de Dios como fue escrita originalmente, pero las traducciones pueden alterar el significado en ocasiones. La religión mormona usa la traducción del Rey Santiago (en inglés) y de Reina-Valera (en español) en sus congregaciones. Tienen su propia Biblia, pero la traducción es idéntica a la que es usada en millones de otras iglesias. Sólo los subtextos y materiales suplementarios, tales como los pies de página e índices, son originales de la religión mormona.

Además, la religión mormona utiliza el Libro de Mormón, un texto antiguo que, al igual que la Biblia, cuenta la historia de una familia que llegó a ser grande y diversa. Vinieron de Jerusalén justo antes de la caída y se establecieron en las américas. No es verdad que la doctrina mormona oficial diga que fueron los ancestros de los indígenas. Esta fue una creencia personal de muchos mormones en el pasado, incluso de líderes, pero los estudiosos mormones que hicieron estudios de población concluyeron que habrían tenido que convertir a la gente que ya estaba allí con el fin de alcanzar las cantidades que alcanzaron. Al final del libro, aprendemos que la mayoría fueron asesinados, quedando muy pocos que pudieran llevar cualquier material genético importante.

La parte crítica de este libro es un registro de la visita de Jesucristo a la gente después de su muerte y resurrección. Aunque algunos puedan discutir el testimonio de un simple libro o grupo de gente, tener un segundo grupo de gente que testifica de milagros y enseñanzas en un registro totalmente separado y que vivieron lejos entre sí, proporciona un testimonio indiscutible de que Jesús es el Cristo. La religión mormona acepta este testimonio.

Para terminar, hay otros dos libros, la Doctrina y Convenios, el cual es una colección de revelaciones y enseñanzas modernas, y la Perla de Gran Precio, el cual compila una serie de escrituras sagradas.

La religión mormona ya no practica la poligamia, ni aconseja a sus miembros a que vivan agrupados. Los mormones viven alrededor del mundo en vecindarios de su propia elección. Educan a sus hijos en la forma en que consideran necesaria y trabajan en la carrera que elijan.

La religión mormona es muy centrada en la familia. Los mormones realizan una noche de hogar familiar cada semana en la que las familias estudian juntas su religión y sus valores. Además, realizan oraciones familiares y estudio de las escrituras y asisten juntas a la iglesia. Los mormones creen que las familias pueden continuar más allá de la muerte, haciendo del desarrollo de una familia exitosa un punto central de sus vidas terrenales.

Para aprender más acerca de la religión mormona, visite Mormon.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.  Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>